lunes, 6 de julio de 2009

Cristiano ya está en Madrid

Buenas, esta mañana tenía ganas de escribir sobre algo importante, así que, como no, voy a dar mi opinión sobre el glorioso advenimiento del nuevo Mesías, el que nos sacará de la crisis, el ayatolá del balompié, el nuevo profeta del fútbol…. Cristiano Ronaldo.

Ya comienza ha haber colas de catetos, digooo…. de aficionados a las puertas del club. Y no es para menos. Si un tío enfundado en un chándal al que no permitirían la entrada en cualquier discoteca de barrio “vale” 94 millones, ¿qué no valdrá ese sufrido aficionado merengue que por un pelo no se sacó el graduado escolar? ¡Denle su parte!

Casi nada, 80.000 personas aclamando al nuevo Dios, portador de la llama de la fe futbolera y heredero de las gestas que han hecho de los madrileños, un pueblo épico. Helas aquí:

1. El levantamiento contra las tropas napoleónicas. De no ser por aquello, los españoles seríamos franceses. Por desgracia, el aforismo de que África empieza en los Pirineos se resiste a desaparecer.

2. El motín de Esquilache, que comenzó entre otros motivos cuando se obligó a los por entonces súbditos de la Villa y Corte a recortarse la capa. ¿Qué capa? Pues la que el friki de Ramón García lucía en esas bochornosas uvas de Nochevieja en TVE.
.
3. La resistencia heroica contra los bombardeos fascistas en la guerra civil. Para algunos, la llegada de Cristiano de parece a esto. Bueno, la mayoría no recuerdan ni que Madrid resistió, pues es más importante el nombre de su nuevo héroe y, por que no decirlo, de la cohorte de mujeres de (hasta el momento) intachable virtud que serán ungidas por su nueva deidad.
Tras este deliarante espectáculo sólo me queda añadir: Ciudadanos madrileños. Si queren olvidarse de sus problemas, entreguen a sus vestales a las puertas de la Catedral Joy Eslava. Dios les compensará haciendo llover el maná de la abundancia de ligas y copas sobre sus cabecas.

2 comentarios:

Angel dijo...

Por suerte o desgracia el fútbol mueve más gente que otros temas seguramente mucho más importantes. Pero es lo que hay. Tal vez la culpa sea de nuestros politicos que a duras penas llenan el sant jordi y otros llenan el Santiago Bernabéu sólo para verle de corto en su primer dia de colegio. Es triste que alguien pague 94 millones de euros, pero tb es triste que una entrada de futbol del Barça cueste 150 euros para ver a cualquier equipo de primera, o que el salario minimo esté como esté, o que las nominas en B sigan en auge (más en estos tiempos) y ninguna admon haga nada por resolverlo... Dejen que los tristes aficionados merengues nos ilusionemos tras una liga tri-horrorosa por nuestra parte. Un saludo y abrazo cordial maco

VIRIATO dijo...

No creo que sepas nada de Madrid y de su historia para descalificar así algunos de los episodios más importantes de nuestra patria.
A mí Cristiano me importa un bledo y soy madridista, pero ahora con el fichaje de Ibrahimovic, del caos de su presentación ante 55.000 aficionados con poco cerebro y todos ellos catalanes, me parece que debes una disculpa al pueblo de Madrid. Es lo malo de hacer juicios a la ligera, que luego uno se tiene que tragar sus propios esputos.
www.viriato80.blogspot.com