miércoles, 24 de junio de 2009

Garoña sí, Garoña no




Lo primero es admitir que voy a pedir a ZP que reconozca que hizo una promesa electoral y que la tiene que cambiar. Pues sí, creo que España no se puede permitir cerrar sus centrales nucleares alegremente y que la de Garoña debe continuar en funcionamiento.


La historia empieza así: el programa electoral del PSOE incluye la promesa del cierre de la central de Garoña a partir de finales del presente año. Dicha promesa está fundamentada en cientos de razones, pero lo más importante aquí es que ese partido gobierna así que, teóricamente, debe cumplir su programa electoral. Es como ampliar la baja por paternidad a 4 semanas. Una vez prometido, debe llevarse a cabo (a partir de 2011).
Bueno, pues yo pido que el gobierno no cumpla esa promesa electoral. ¿Por qué?
.
1. Las centrales nucleares pueden formar parte de una estrategia de diversificación e independencia energética. Esto es, no depender del suministro de un solo tipo de combustible ni de unos pocos proveedores. Esto nos expondría a peligrosos vaivenes tanto políticos como económicos que no deberíamos permitirnos.
2. Las centrales nucleares son compatibles con la reducción de los gases de efecto invernadero responsables del cambio climático.
3. Las centrales nucleares son compatibles con una estrategia de potenciación de las energías renovables. En el caso de la eólica, por ejemplo, España es líder mundial en tecnología e instalaciones.
4. Existe una fuerte oposición a la instalación de nuevas centrales energéticas (nucleares o no), cosa que no pasa en Santa María de Garoña. Aprovechémoslo. Además, ¿es casualidad que los pueblos que tienen centrales energéticas no las quieran desmantelar?
5. Aunque suene hipócrita, ¿ Cómo vamos a cerrar nuestras nucleares cuando a pocos kilómetros tenemos centrales en funcionamiento en el sur de Francia?
.
Por supuesto que hay otros argumentos en contra de las centrales nucleares, cuyo enlace os paso también, pero me quedo con los pros. La cuestión es ahora, ¿puede el gobierno cambiar de opinión? Sí, ¿Cómo?
.
1. Admitiendo ante la ciudadanía que había previsto lo contrario. Nada de "nosotros nunca dijimos que había que cerrar Garoña..."
2. Admitiendo que las circunstancias son distintas y que las medidas a adoptar también lo son.
.
Que sea la ciudadanía la que decida si ZP ha hecho un ejercicio de filibusterismo o bien ha sabido reaccionar. El reto está en reconocer ambos elementos arriba mencionados. Eso no es ser deshonesto, al contrario. Tendría la comprensión de la mayoría.