miércoles, 2 de abril de 2008

¡Pero que poca vergüenza Joseba!


El PNV ha decidido no sumarse a la moción de censura para desbancar a la alcaldesa de Mondragón. Dicha alcaldesa, de ANV, decidió no condenar el atentado que 4 días antes de las elecciones acabó con la vida de un ex concejal, socialista para más señas. Es más, durante los funerales, la pájara esta se fue del pueblo, pues no quería aparecer en el entierro de su paisano Isaías Carrasco, que tuvo la desgracia de no llevar escolta y caer bajo el fuego ciego de una pistola.
La oposición ha planeado un voto de censura, cosa que me parece de absoluta dignidad democrática. Pero creo que un determinado sector del PNV se ha vuelto a equivocar de adversario. Este Joseba Egibar, aprende de la hija del concejal asesinado, Sandra. ¡Ella sí que tiene cojones!

2 comentarios:

Dani dijo...

y que esperas del inefable Egibar? Al fin y al cabo yo aún me acuerdo de como calificó a un etarra de "chico". Egibar siempre se ha destacado por ser la cabeza visible del sector del PNV más comprensivo con ETA y sus métodos. A veces resulta difícil creer que sea el mismo partido donde también militan gente como Ardanza y Imaz.

Marcos Vidal, 3-6-76 dijo...

Ya, por eso mismo le he dedicado el post a él y no al PNV. Por cierto, que hoy parece que hay rectificación. Eso espero!