miércoles, 11 de junio de 2008

Alguien ha comenzado a desvariar


Ayer quedé hecho polvo al saber que un huelguista había sido atropellado en un acto terrible. Y otro más en Portugal. Hoy, han quemado a un transportista en Alicante.

¿Pero que pasa aquí? Esta mañana oí a un representante de la "Plataforma en Defensa del Sector del Transporte" acusar a la ministra de Fomento del atropello del camionero en Grandada. En mi opinión, es usted un completo imbécil. Si ustedes están en huelga y llega un descerebrado que no está dispuesto a frenar la furgoneta, eso es un drama. Pero si después aviva el fuego y echa la culpa a otros es que no sirve para ejercer de portavoz de nadie.

Le recomiendo que acuerde con el gobierno un paquete de ayudas por el súbito y fuerte incremento del precio de los combustibles. Y si hay exceso de oferta, pues reconviertan el sector y dediquen las ayudas a quien decida abandonar la actividad por edad o falta de rentabilidad. Ya verá como el precio sube entonces. Pero obligarme a una tarifa mínima, ¿Le obligo yo a ud. a comprar lo que vendo? Empiezo a estar harto, no de las pequeñas o grandes molestias de la huelga, sino sobretodo de payasos (perdón a los payasos) intransigentes como usted, incapaces de jugar el papel que les toca con inteligencia. Ud. se ha ganado mi desprecio. Les tenía simpatía y defendía parte de sus reivindicaciones, pero ya no. Ahora prefieriría que el gobierno restableciera el orden público.