sábado, 23 de octubre de 2010

La ultraderecha con posibilidades



En el resto de Europa hay partidos de ultraderecha que se presentan, proclaman su ideario reaccionario y a los que, por desgracia, algunos les votan. Es una desgracia, pero no como otra cualquiera, que la extrema izquierda esté en auge en el que se supone el mayor espacio de libertades del mundo. A cualquiera con un mínimo de sensibilidad y memoria debería estremecerle que las consignas que nos llevaron al totalitarismo y a la II Guerra Mundial vuelvan a escucharse.

Sin embargo, Spain is different. ¿Seguro? Los innumerables intentos de formar un partido de esta calaña han acabado estrellándose uno tras otro: Blas Piñar, Saenz de Ynestrillas, han sido los más renombrados, pero no los únicos. Recientemente y en la supuestamente moderna y abierta Catalunya, tenemos que soportar la presencia de Plataforma per Catalunya, un partido que en su programa electoral para las elecciones catalanas de aquí a 2 meses afirma, entre otras cosas que, "(...) La inmigración es
hoy en dia no solo responsable de que el desempleo entre nuestros jóvenes alcance el 30% sino también de que los salarios se hayan estancado (...).".
Pese a lo tremendo del mensaje, a lo que sucede en el resto de Europa y a la crisis económica, este partido aspira a que su inculto presidente, Josep Anglada obtenga una sola acta de diputado. Si bien esta circunstancia sería nueva, pondría de manifiesto nuevamente la supuesta brecha electoral entre la ultraderecha europea y la española.

¿Cómo es que a pesar de la crisis, el paro y la marea fascista que campa por Europa no hay un solo partido ultraconservador con importancia en España? Porque la ultraderecha anida fundamentalmente en el Partido Popular, partido que aglutina la derecha en toda España.
¿En el PP? ¿No será otro ataque fácil a un partido de centro derecha? No. Rreconocer que el centro derecha está en el PP no significa observar, a la vez, que también lo están los herederos del franquismo o buena parte de la derecha más reaccionaria. Además y, lo que es realmente grave, dichas actitudes no se ven reflejadas sólo entre algunos hooligans de base. Ejemplos:


14/10/2007. Jaime Mayor Oreja, eurodiputado del PP y ex ministro del Interior, preguntado por si debía condenar el franquismo: "No, por muchas razones. ¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad? En mi tierra vasca hubo unos mitos infinitos. Fue mucho peor la guerra que el franquismo. Algunos dicen que las persecuciones en los pueblos vascos fueron terribles, pero no debieron serlo tanto cuando todos los guardias civiles gallegos pedían ir al País Vasco. Era una situación de extraordinaria placidez. Dejemos las disquisiciones sobre el franquismo a los historiadores".

22/9/2004. José Maria Aznar, ex presidente del gobierno, al hablar sobre las causas del atendado a las Torres Gemelas de Nueva York a sus alumnos de la universidad de Georgetown "Al Qaeda actuó como respuesta a la pérdida de Al Andalus, hace más de quinientos años, cuando se completó la Reconquista". "España rechazó ser un trozo más del mundo islámico cuando fue conquistada por los moros, rehusó perder su identidad".

Tercero: Jesús Gómez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Leganés. “Si concedemos al Estado la suprema capacidad de decidir los límites de la libertad religiosa, lo que es una "secta", y lo que constituye una educación "integral", habremos entronizado el despotismo. Por el mismo expediente, habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos, por pertenecer a la secta más criminal que la Historia jamás haya visto y por inculcar a sus hijos una representación teórica de la realidad absolutamente falsa que les provocará en el futuro serios problemas de adaptación social y un agudo sentimiento de infelicidad; y acto seguido enviar a estos niños (y a los padres también) sin pérdida de tiempo a un "campo de reeducación".


Cuarto ejemplo. La foto de arriba corresponde a la vergonzante campaña que el PP de Catalunya está acometiendo en estas semanas. En Badalona hemos tenido que soportar como su representante, Xavier Garcia Albiol, invitaba a una diputada francesa del partido de Sarkozi para que viera las similitudes entre los supuestos guettos de gitanos rumanos de la ciudad y Francia. Por otro lado, pueden echar un vistazo al nada racista cuestionario que, tras pinchar en la pregunta " Si a tí te exigen cumplir la ley, ¿ No hay que pedírselo también a los que vienen de fuera?, aparece en pantalla.


Pásmense leyendo esto, oigan.
Verán una supuesta encuesta donde al final, lo de menos es preguntar la opinión. Lo importante es hacer preguntas con respuestas obvias "¿ Hay que respetar nuestras normas de convicencia?" o directamente, hacer afirmaciones como "No dejemos que nadie demonice la exigencia del cumplimiento de la ley, de la condena del efecto llamada y de las mafias".

Así es, y lo peor es que parece existir una especie de extraño consenso a la hora de denunciar las expresiones fascistas de este partido político. A todos nos iría mejor si fueran, de verdad, de centro derecha.

2 comentarios:

glamboy69 dijo...

Es asqueroso que la ultraderecha venga a Hospitalet, pero era ran fácil evitar su llegada con que la agéncia municipal que gestiona la Farga se negara a alquilarle la sala!

Si vamos permitiendo que el fascismo campe a sus anchas su odio, luego que no nos extrañe que entren en el Parlament!

Marcos Vidal, 3-6-76 dijo...

Home, això haguès estat un escàndol. De moment, el PP és un partit legal. Aixó l'haguès convertit en una pobre víctima i, de fet, l'hauria afavorit. En el fons, el que cal es aixecar el nivell cultural del pais.

Conclusión: no es legal ni conveniente.