sábado, 29 de mayo de 2010

Belén Esteban y el cutrerío patrio consiguen rebajar la calidad de la deuda de España




Tienen razón los grupos antimundialización. La presión de los mercados para que los gobiernos echen mano de recortes en las ayudas sociales es una falacia. En realidad, lo que más espanta a los potenciales inversores en España es el visionado de programas patrocinados por Belén Esteban, la llamada "princesa del pueblo". Pueblo necio, diría yo.

Imagínense vds. que manejan un fondo de inversiones (hedge funds, en la jerga financiera) de miles de millones de Euros. Vd. es sólo un broker y el propietario del fondo es un grupo de las personas más ricas del mundo. Su única misión, sacar el máximo rendimiento (rentabilidad) a ese jugoso pastel.

Hasta aquí me habrán seguido sin dificultad. He aquí la parte de mi descubrimiento que la "prensa seria" encubre en una maniobra conspiratoria y que yo ofrezco todos ustedes.

Tiene vd. la posibilidad de invertir en España, país aparentemente solvent pero que últimamente presenta los siguientes indicadores:

1. El paro alcanza el 20% de la población. Paralelamente, la peregrinación a la aldea de El Rocío, supuesta muestra de fervor religioso, supera su propio récord de consumo de bebidas alcohólicas y sevillanas hasta el amanecer. Hace años, esta romería fue el escenario del nacimiento del amor entre el alcalde de una población llamada Marbella, mundialmente conocida por ser una de las capitales del puterío mundial y una famosa cantante local con patillas. Este alcalde ha robado y pasado por la cárcel. Ahora cobra por contar lo que él llama, "su verdad".

2. Belén Esteban es una mujer rica. Su mérito, dejarse preñar un torero, venerada profesión de este país llamado España: consiste en un señor sin estudios y traje brillante que se coloca delante de un rumiante peludo armado con un trapo fucsia. Rojo, dicen los daltónicos aficionados nativos. La mujer del "toreador" está imputada en un delito poco glamuroso para alguien tan rico: estafar a la Seguridad Social para que su madre tenga una pensión de jubilación.

3. Belén Esteban participa en un concurso de baile. Su estilo patoso, más propio de un ganso borracho no sólo no es rechazado por el público, sino que es tan apoyado que gana el certamen. Lo gana además gracias a miles de sms caramente pagados y enviados por ese colectivo en cuyo seno se encuentra el 20% de parados.

4. A la nieta del dictador que rigío España con mano de hierro durante casi 40 años, Carmen Martínez Bordiú, le preguntan que le parece que Belén Esteban haya ganado este concurso de baile. Su respuesta (atención, habla la nieta del dictador): "el pueblo siempre tiene la razón".

Tras muchas cavilaciones, el broker decide ir a España a comprobar in situ si semejantes insultos a la inteligencia son reales o no. Nada más bajar del avión decide ir a un supermercado de Barcelona, supuesta capital industrial del país, para ver como viven y consumen las clases trabajadoras de verdad. Para pasmo de propios y extraños comprueba con estupor como Belén Esteban vende sartenes con una imagen en la que la defectuosa cirugía estética la muestra con la nariz torcida.




A la vuelta a su oficina del banco inversión en la City de Londres, la decisión está tomada.

1 comentario:

Dani dijo...

Marcos,

te suena de algo la expresión "panem et circenses"? Pués es lo que hay en este país y preparate porque de aquí a poco empieza el mundial y todos tenemos que estar con Españññiaa...por cierto sabías que la Federación de Futbol tiene pensado recompensar a los jugadores con 550000 euros si ganan el mundial? El doble que Alemania...