domingo, 15 de febrero de 2009

Métete el móvil por el culo


Lunes 20h de la tarde. Tras una jornada laboral de 10h y la presión de sacar adelante tu trabajo me adentro en el metro. El transporte público es una alternativa barata y normalmente fiable (para ser sinceros, menos fiable de lo que merecen sus usuarios, pero ese no es el tema hoy) al coche privado, así que me decido a volver a casa. Me merezco descansar tras un día duro, al igual que miles de personas que entran en el vagón conmigo.


Pitan las puertas del metro y entramos y, de repente, comienza a martillearme el sonido de una puta canción de mierda. Os lo recuerdo: llevo trabajando 10 horas en la oficina y he pagado mi billete de metro. Las notas musicales y una letra que podría ser tema de discusión en un debate sobre violencia machista comienzan a difundirse por el vagón contra nuestra voluntad. Un niñato/ niñata con pocos estudios y menos educación parece no tener otra cosa que hacer que jodernos la tranquilidad y el sosiego con el que merecemos afrontar el resto de la jornada. Además, trufa su serenata garrula con expresiones a voz en grito tipo "Tia, si ej quel yoni no dejaba de metem.me mano...". ¿Qué hemos hecho para merecernos semejante atropello movillibrista? ¿Por qué no te metes el móvil por el culo en modo vibrador? Prometo llamarte siempre que nos dejes en paz. No dejen de llamar la atención a esas personas que no nos respetan.


Los usuarios de los transporte públicos (u otros lugares públicos ) somos demasiado condescendientes y no nos merecemos ser molestados no obligados a tener que soportar las preferencias musicales de cualquier necio que entra en el vagón (posiblemente, además, sin pagar billete). Y como me tengo que guardar las ganas de estampar el móvil, tirarlo a la vía o utilizarlo de supositorio contra su propietario, al menos, que lo apague o se compre auriculares. Y si no, que no suba. ¡NO A LA MÚSICA IMPUESTA!

1 comentario:

MARICIN dijo...

A estos si que les tendria que perseguir la SGAE...jejeje.

Muy buenos tus comentarios y me alegra que haya personas que piensan como tu.
Saludos.