sábado, 7 de febrero de 2009

¡Rajoy, que te crecen los enanos!

En Madrid, espías y una Esperanza Aguirere que sigue ambicionando el liderazgo de su partido.

En el resto de España, corrupción a mogollón.

Mientras, el país en crisis y el PP que no logra despegar en las encuestas. Es curioso. Cuando el Partido Popular debería estar hostigando al gobierno socialista a base de airear las consecuencias más graves de la crisis, parece que no consiguen formalizar su alternativa de gobierno.

Y es que el Partido Popular sólo ha gobernado 8 años desde la vuelta de la democracia a España. A mi juicio, este partido tiene dos problemas:

1. Arrastra todavía demasiadas herencias del franquismo. Eso se trasluce en determinadas afirmaciones a sus líderes, alejadas del pensamiento de la mayoría de españoles y más propias de una derecha pura y dura. Rajoy es más centrista, más parecido a la derecha que puede triunfar en Europa. Pero los sectores más duros de ese partido (Aznar, Aguirre,...) siguen intentando marcar distancias con la línea oficial de Cospedal, Soraya y compañía.

2. En el PP hay todavía muchos que miran más por sus intereses particulares que por los del pueblo. Eso no significa que no haya corrupción en el PSOE o en otro partido, pero en el PP es más bestia y está mejor tolerada entre los que han mandado siempre. En los municipios gobernados por el PP está bien visto asfaltar hasta la playa. Otro ejemplo es que si bien el PSOE gobierna en más lugares que el PP, no se puede decir que las noticias sobre pelotazos urbanísticos se repartan equitativamente. ¿Quién tiene más constructores en sus filas? Y si alguien piensa lo contrario, ¿ Por qué el PP no tiene pinta de ir a gobernarnos a partir de 2012?
Corolario 2º: si resolviese eestos problemas, el PP estaría hoy por hoy delante en intención de voto.

1 comentario:

Dani dijo...

Siempre he creído que la corrupción, venga de quien venga, hace logicamente daño al partido afectado pero creo que mucha gente solo se queda con él "otro político corrupto más" y no hace distinciones entre siglas o ideologías.
Por tanto, cuando veas las barbas de tu vecino quemar pon las tuyas a remojar y más que regodearse en la corrupción del PP como hacía ayer Pepe Blanco lo que habría que pensar es como prevenir tanto caso de corrupción, sobretodo en el sector inmobiliario.