domingo, 10 de junio de 2007

¡Abre los ojos!


No quiero problemas: muchos pretenden hacer ver que pensar, reflexionar y cuestionarse el por qué de las cosas es un problema. Es un problema no tener que hablar sólo de fútbol los lunes en el trabajo. Es un problema pensar que, en vez de pagar al médico privado, deberíamos tener una buena seguridad social. Es un problema pensar en utilizar el fin de semana en hacer otra cosa diferente y menos consumista. Es un problema pensar en no ir al centro comercial a pasar la tarde, donde ya te lo dan todo hecho. Es un problema pensar que, además de que todos los políticos son iguales, la política existe, es importante y, si no decides, ella decidirá por tí. Es un problema pensar en si necesito realmente lo que estoy a punto de comprar. Es un problema pensar que vivo para trabajar y no trabajo para vivir. Es un problema llevar la contraria a los demás y pensar por mí mismo. Es un problema no repetir los tópicos que dicen los demás: da gracias por tener un trabajo mal pagado, una hipoteca de 1000 euros es una inversión, los inmigrantes nos quitan el trabajo, la juventud bebe, la gente es tonta, los políticos roban, ahora roban en las casas y antes no, ahora hay accidentes de tráfico y antes no, este yogur tan caro devolverá la tersura a mi piel, pago agua del grifo embotellada 1000 veces más que por la que tengo en casa (pero me quejo del recibo del agua), el alcalde se está haciendo una casa y por eso no le voto a él (aunque tampoco contra él vaya, no voto), han expulsado al niño del colegio 3 días y aprovecho para llevarlo a Port Aventura (soy un gran padre), conozco la alineación de mi equipo de memoria pero no las asignaturas que cursa mi hijo, hago lo que me dicen, pero me ofendo si me lo recuerdan, lo del ecologismo es muy grave pero yo no separo la basura (ya pago por ello y los cubos ocupan espacio), no llego a fin de mes y pido dinero prestado para las vacaciones con la pulserita de los cojones y los cubatas,...

No seas borrego. Piensa. Otros esperan a hacerlo por tí. Viven de que te cueste llegar a fin de mes, de que no te importe nada y de que no pienses.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Uno de los más serios problemas del mundo actual es que muchas personas creen que, porque han estudiado, no tienen que pensar.

Ariadna dijo...

Lo de que los padres sepan mejor la alineación del equipo que las asignaturas del colegio te lo he escuchado mil veces, pero sigues teniendo toda la razón del mundo.

Y mientras eso, y muchas otras cosas que ya has nombrado, sigan sin cambiar y sigamos sin ser conscientes de lo que supone cualquiera de todas nuestras decisiones, seguiremos cargándonos el mundo en el que vivimos, irremediablemente.

David Quiros dijo...

Que grandes reflexiones amigo Marcos, hace tiempo que por desgracia no las compartimos desde tan cerca, pero me alegra saber que por tu parte no has perdido ese punto que siempre te ha caracterizado. El futuro tal vez y sólo tal vez sea más prometedor que el pasado pero estoy seguro que con personas como tu conseguiremos poco a poco ir mejorando este pedazito de vida que nos han dado.
Saludos y hasta pronto