sábado, 1 de diciembre de 2007

¡Thriller!

A pesar de que no soy un fan descarado de Michael Jackson ni que la música sea mi especialidad, hay que reconocer que lo suyo es un auténtico legado a la cultura contemporánea. Todavía hoy, el disco y el videoclip demuestran una perfección, un derroche de medios, de creatividad, ¡y de poderío, coño!, difíciles de igualar. Lo que hoy es tan normal, un cantante que a la vez baila con una coreografía electrizante detrás, fusión de estilos, luminotecnia, efectos especiales, un escenario sugerente, alusiones al sexo,… no lo era hace 25 años. Thriller, además, es original en su temática. David Bisbal se hincha a vender discos añadiendo a su cante y torso al viento una docena de pibones, una playa, mover su melena y lanzar el puño al aire. Michael Jackson hizo de Thriller un objeto de culto y a la vez de masas. No conozco a nadie que no recuerde la canción. Asimismo, el disco contiene un porrón de impresionantes temas de un artista que, por entonces, alcanzaba su apogeo: cantante, compositor, músico, productor, coreógrafo, actor, bailarín, sex symbol,… iba a años luz de los demás y era aún muy joven, demasiado para asumir todo lo que se le vino encima. Lástima que no se parezca ya a ese animal que era capaz de levantar de la silla a cualquiera que se atreviera a fijarse en su forma de devorar el escenario y dejarlo todo allí arriba.

Más de 104 millones de copias vendidas sólo de ese álbum. Ved, por favor, esta impresionante actuación de Billie Jean, la que para mí es su mejor canción.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Mira si ha marcado que incluso permitió que se dieran escenas tan impresionantes comoESTA en una cárcel filipina.

Sin palabras

Juanjo Romero dijo...

El thriller me trae a la memoria un gran verano de adolescente, en la piscina del pueblo, descubriendo que el mundo se empezaba a abrir para ti y tus colegas. Pienso lo mismo que tu de Billie Jean. Un saludo afectuoso.

Paco dijo...

Marcos, está bien que hagas revivals, y que incluso te sumes a mis gustos musicales, pero te recuerdo que, quien eligió Out of your mind, de James Douglas, fuiste tú, y servidor ya eligió entonces Billy Jean, para ese CD memorable. Aunque si lo hemos de decir todo, hay que reconocer que entre las seleccionadas también estaba "I could have dance all night" del ínclito!! Jamie Cullum. Sin comentarios. Supongo que no pudiste reprimir tus recuerdos "botelliteros" y por eso escogiste algo más dance, siendo que Billy Jean es precursora de muchos de estos de ahora, amén de ser, para mi gusto, la mejor canción de los 80 (y eso para mí, ya sabes lo que significa, dada mi opinión sobre esa década!!, jeje). Por cierto, a modo de apéndice, y par trufar mi excurso con algo jacarandoso, impagable foto con la que te nos presentas, tal que un adonis apolíneo, digno del cánon de las 7 cabezas de Fidias, tal que llevado en un triclinium bajo palio, trás un coro de lanceros, alabarderos, y plañideras. Oh, glosa poética! No te recordaba así desde que en cierta escuela decidiste emular a Nerón, con ausencia de lira pero con toga y vino incluidos, para pasmo de los asistentes. Suerte que ese día no quemaste nada.
Saludos nen.